Todo sobre el riego subsuperficial: funcionamiento y ventajas

Índice
  1. ¿Qué es el riego subsuperficial?
    1. Ventajas del riego subsuperficial
    2. Aplicaciones del riego subsuperficial
    3. Tipos de sistemas de riego subsuperficial

¿Qué es el riego subsuperficial?

El riego subsuperficial es un método de riego que se utiliza para aplicar agua en los cultivos de forma eficiente, mediante la colocación de tuberías o ramales que se sitúan por debajo de la superficie del suelo. Este sistema de riego permite suministrar agua de manera precisa y controlada, evitando pérdidas por evaporación o escorrentía.

Ventajas del riego subsuperficial

El riego subsuperficial presenta diversas ventajas en comparación con otros sistemas de riego, como el riego por superficie o el riego por aspersión. Algunas de las ventajas más destacadas son:

¿Qué es el riego subsuperficial?
  • Ahorro de agua: El riego subsuperficial permite una aplicación más eficiente del agua, ya que se suministra directamente a la zona de las raíces de las plantas. Esto evita pérdidas por evaporación y escorrentía, lo que se traduce en un ahorro significativo de agua.
  • Ahorro de energía: Al reducirse las pérdidas de agua, también se reduce la necesidad de bombeo y transporte de grandes volúmenes de agua, lo que se traduce en un ahorro de energía.
  • Mejor aprovechamiento del suelo: El riego subsuperficial permite una mejor distribución del agua en el suelo, evitando la formación de charcos o encharcamientos, lo que favorece el desarrollo de las raíces y el crecimiento de las plantas.
  • Reducción de enfermedades: Al evitar el mojado de las hojas y los tallos, el riego subsuperficial reduce el riesgo de enfermedades causadas por hongos u otros patógenos que se propagan a través del agua.
  • Mayor control de la salinidad: El riego subsuperficial permite un mejor control de la salinidad del suelo, ya que se evita la acumulación de sales en la superficie.
  • Menor interferencia con las labores agrícolas: Al colocarse los ramales o tuberías por debajo de la superficie del suelo, el riego subsuperficial no interfiere con las labores agrícolas, como la siembra, la fertilización o la cosecha.

Aplicaciones del riego subsuperficial

El riego subsuperficial se utiliza en una amplia variedad de cultivos y condiciones, y es especialmente adecuado para suelos con problemas de drenaje o con alta salinidad. Algunas de las aplicaciones más comunes del riego subsuperficial son:

  • Cultivos agrícolas: El riego subsuperficial se utiliza en cultivos como el maíz, el trigo, el arroz, la remolacha, entre otros. También se utiliza en cultivos intensivos, como el cultivo de hortalizas o el cultivo de flores en invernaderos.
  • Árboles frutales: El riego subsuperficial es muy utilizado en el cultivo de árboles frutales, como los cítricos, los manzanos, los perales, entre otros. Permite una mejor distribución del agua en el suelo, favoreciendo el desarrollo de las raíces y la producción de frutos.
  • Viveros y jardines: El riego subsuperficial se utiliza en viveros y jardines para el riego de plantas ornamentales, arbustos y árboles. Permite una aplicación precisa del agua, evitando el exceso de riego y el desperdicio de agua.
  • Áreas deportivas: El riego subsuperficial se utiliza en campos de golf, campos de fútbol, canchas de tenis y otros espacios deportivos, para mantener el césped en condiciones óptimas.

Tipos de sistemas de riego subsuperficial

Existen diferentes tipos de sistemas de riego subsuperficial, que varían en función de la configuración de las tuberías o ramales y la forma de aplicación del agua. Algunos de los sistemas más utilizados son:

  • Riego por goteo subsuperficial: En este sistema, se utilizan tuberías con pequeños orificios o emisores que permiten la salida controlada del agua. El agua se aplica directamente en la zona de las raíces de las plantas, permitiendo un riego preciso y eficiente.
  • Riego por microaspersión subsuperficial: En este sistema, se utilizan microaspersores que generan una fina nebulización de agua. El agua se aplica en forma de gotas muy pequeñas, lo que permite una distribución uniforme y una mayor penetración en el suelo.
  • Riego por cintas subsuperficiales: En este sistema, se utilizan cintas o tuberías porosas que permiten la salida del agua a lo largo de toda su longitud. El agua se distribuye de manera uniforme a lo largo de las cintas, permitiendo un riego homogéneo en toda el área de cultivo.

En conclusión, el riego subsuperficial es un método de riego que permite una aplicación eficiente del agua, evitando pérdidas y asegurando un suministro preciso en la zona de las raíces de las plantas. Presenta diversas ventajas en términos de ahorro de agua, ahorro de energía y mejora del aprovechamiento del suelo. Se utiliza en una amplia variedad de cultivos y condiciones, y existen diferentes tipos de sistemas de riego subsuperficial, adaptados a las necesidades de cada cultivo.

https://www.youtube.com/watch?v=nRQ1WFHdNZ8

Espero que esta información te haya sido útil para entender qué es el riego subsuperficial. Si tienes alguna pregunta o duda, no dudes en dejar un comentario y estaré encantado de poder ayudarte. ¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Éste sitio web almacena cookies para mejorar la experiencia de navegación Más info...