Diferencias entre cuaderno de campo y diario de campo: todo lo que necesitas saber

Índice
  1. Diferencias entre el cuaderno y diario de campo
    1. Garía Jorba, J. M. (2000). Diarios de campo. Cuaderno metodológico 31. Centro.

Diferencias entre el cuaderno y diario de campo

A lo largo de una investigación etnográfica, es fundamental recopilar información en un formato que permita su revisión, clasificación y análisis posterior. Dependiendo del contexto de observación, la ubicación y la pregunta de investigación que guíe el proyecto, puede resultar difícil tomar notas de campo en el momento preciso. En estos casos, es importante hacerlo lo más pronto posible para no perder la frescura de la situación y los detalles que aún recordamos. A esta primera escritura se le conoce como cuaderno de campo o cuaderno de notas, dependiendo de la fuente bibliográfica o la corriente etnográfica que se consulte.

Por otro lado, el diario de campo se refiere a la reescritura en limpio, fuera del campo, de todas las anotaciones del cuaderno de campo. El diario de campo tiene un estilo de escritura más pausado, corrigiendo y completando las anotaciones previas realizadas en el cuaderno de campo. El texto producido en el diario de campo es mucho más elaborado y denso que el del cuaderno de campo, y está pensado para su análisis posterior, ya sea días, meses o incluso años después.

¿Qué diferencia hay entre cuaderno de campo y diario de campo?

En el caso de la etnografía virtual, donde las investigaciones suelen centrarse en temas específicos y el acceso a la información puede realizarse de manera remota y reposada, la diferencia entre cuaderno de campo y diario de campo se diluye en muchos casos. Internet y sus herramientas de búsqueda de información asistida permiten recopilar todas las interacciones de interés para el etnógrafo, evitando en muchos casos la necesidad de acudir a un lugar físico (siempre y cuando la pregunta de investigación lo permita), y obteniendo grandes volúmenes de datos para su análisis.

Artículo Relacionado  Fumigación: Dron vs Tractor, ¿cuál es más eficiente?

De esta manera, el diario de campo adquiere características del cuaderno de campo, y viceversa. En mi experiencia, se acaba obteniendo un modelo híbrido, una fusión de las dos herramientas metodológicas utilizadas en la etnografía clásica.

Para aquellos interesados en conocer más sobre el cuaderno de campo y el diario de campo, recomiendo las siguientes lecturas:

Garía Jorba, J. M. (2000). Diarios de campo. Cuaderno metodológico 31. Centro.

Espero que este artículo te haya sido útil para entender la diferencia entre un cuaderno de campo y un diario de campo. Si tienes alguna pregunta o comentario, no dudes en dejarlo abajo. Estaré encantado de ayudarte. ¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Éste sitio web almacena cookies para mejorar la experiencia de navegación Más info...