Los fertilizantes más populares para el cultivo.

Índice
  1. Guía de Fertilizantes Nitrogenados para Cultivos
    1. Los fertilizantes nitrogenados en la nutrición de los cultivos

Guía de Fertilizantes Nitrogenados para Cultivos

El nitrogéno (N) es un elemento esencial en la nutrición vegetal, ya que es el nutriente principal que compone las proteínas, los aminoácidos, los ácidos nucleicos y la clorofila; es por ello que es un elemento que se asocia con el crecimiento vegetativo de las plantas.

A pesar de que el nitrógeno (N2) es uno de los elementos más comunes en el planeta, en la producción agrícola es el nutriente más limitante y el que más se aplica como fertilizante. Esto se debe a que las plantas solo son capaces de asimilar el nitrógeno en dos formas químicas, es decir, es un elemento que es absorbido por las plantas solo como nitrato (NO3-) y amonio (NH4+). El nitrato es la especie de nitrógeno preferida por los cultivos, a excepción del cultivo de arándano que tiene preferencia por el amonio.

¿Cuáles son los fertilizantes más utilizados?

La deficiencia nutrimental de nitrógeno en la planta se manifiesta en las hojas, las cuales se tornan de un color verde pálido y en deficiencias severas se amarillean incluyendo las nervaduras, además las hojas inferiores suelen caer.

Los fertilizantes nitrogenados en la nutrición de los cultivos

Los fertilizantes nitrogenados son los fertilizantes químicos más utilizados a nivel mundial, debido a que existe una deficiencia generalizada del nitrógeno en los suelos agrícolas del mundo. Según la FAO, los fertilizantes nitrogenados representan aproximadamente el 59% del consumo mundial total de fertilizantes minerales.

En este año 2018 se estima que la demanda mundial de fertilizantes nitrogenados será de 119 millones de toneladas, lo que representa un crecimiento anual de 1.4% respecto al año anterior. Sin embargo, solo el 40% del nitrógeno aplicado es utilizado por los cultivos, y el resto se lixivia a aguas subterráneas, se traslada a aguas superficiales o se pierde a la atmósfera como emisiones gaseosas (volatilización).

Artículo Relacionado  Los mejores abonos ecológicos para un jardín saludable

Con el aumento en el costo de fertilizantes nitrogenados (N) y las preocupaciones sobre los impactos negativos al ambiente por las diferentes pérdidas del nitrógeno, existe gran interés en lograr una mejor eficiencia en el uso del nitrógeno (EUN). La EUN tiene un gran impacto en la reducción de los costos de producción y la mitigación de las consecuencias ambientales perjudiciales asociadas con la pérdida y el transporte de fertilizantes nitrogenados al ambiente. Sin embargo, lograr la eficiencia requiere forzosamente una comprensión de las propiedades básicas de las principales fuentes de fertilizantes nitrogenados.

Los principales fertilizantes nitrogenados usados en la agricultura son la urea, el sulfato de amonio, el nitrato de amonio, el MAP y el DAP. La urea destaca como el fertilizante nitrogenado más utilizado en el mundo, aunque es la fuente que mayores pérdidas de N puede tener antes de ser absorbido por el cultivo.

La urea es un fertilizante sólido que contiene un alto porcentaje de nitrógeno, alrededor del 46%. Se utiliza en una amplia variedad de cultivos debido a su alta concentración de nitrógeno y su facilidad de manejo y almacenamiento. Sin embargo, la urea es susceptible a la volatilización, lo que significa que puede evaporarse en forma de gas amoníaco si no se incorpora adecuadamente en el suelo. Por lo tanto, es importante aplicar la urea de manera adecuada para minimizar las pérdidas de nitrógeno.

El sulfato de amonio es otro fertilizante nitrogenado ampliamente utilizado. Contiene alrededor del 21% de nitrógeno y también proporciona azufre a las plantas. A diferencia de la urea, el sulfato de amonio no es tan susceptible a la volatilización y puede ser incorporado en el suelo sin mayores problemas.

Artículo Relacionado  La cantidad ideal de glifosato por bomba: todo lo que debes saber

El nitrato de amonio es una fuente de nitrógeno que proporciona tanto nitrato como amonio. Contiene alrededor del 34% de nitrógeno y es especialmente adecuado para su uso en cultivos que prefieren el nitrato como fuente de nitrógeno, como la lechuga y las fresas.

El MAP (fosfato monoamónico) y el DAP (fosfato diamónico) son fertilizantes nitrogenados y fosfatados. Contienen alrededor del 11% de nitrógeno y también proporcionan fósforo a las plantas. Estos fertilizantes son especialmente adecuados para su uso en suelos con deficiencia de fosfato.

En resumen, los fertilizantes nitrogenados son los fertilizantes más utilizados en la agricultura debido a la deficiencia generalizada de nitrógeno en los suelos agrícolas. Sin embargo, es importante tener en cuenta las propiedades de cada fuente de fertilizante para minimizar las pérdidas de nitrógeno y lograr una mejor eficiencia en el uso del nitrógeno en los cultivos.

¡Muchas gracias por leer nuestro artículo sobre los fertilizantes más utilizados! Si tienes alguna pregunta o duda sobre el tema, no dudes en dejar un comentario y estaremos encantados de responder. ¡Esperamos que la información haya sido útil para ti!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Éste sitio web almacena cookies para mejorar la experiencia de navegación Más info...